Tras el anuncio realizado a fines del 2015, la fusión entre Dell, prestigioso fabricante de computadoras, y EMC, empresa dedicada al desarrollo de software para la administración de información y datos, conforma una de las operaciones más grandes en la historia del sector tecnológico, cuyo cierre se calcula en alrededor de 67.000.000 de dólares. Se espera que en los meses subsiguientes, la compañía fundada por Michael Dell en 1984, finalmente absorberá a este referente en el área de almacenamiento, a su vez propietaria de firmas verdaderamente reconocidas como VMWare, dedicada a brindar soluciones de virtualización; y RSA, especializada en seguridad informática.

Según los números de su cotización en bolsa de 2013, Dell cuenta con alrededor de 109.000 empleados; por otro lado, EMC agrupa la cifra para nada despreciable de 33.000 trabajadores, a los cuales habría que sumar unos 19.000 más de RSA y otros 19.000 de VMWare; además de sus 500.000 clientes y 75.000 partners.

Mediante esta fuerte inversión Dell intentará convertirse en la compañía líder de servicios tecnológicos para empresas; sector ampliamente competitivo donde deberá luchar contra verdaderos gigantes del sector como Hewlett Packard Enterprise e IBM para lograr posicionarse

Si bien todavía es necesario aguardar por la aprobación de los permisos regulatorios, algo que podría darse en muy poco tiempo, todo indica que presenciaremos la fusión más importante en la historia de Dell. Al respecto, el director de operaciones de EMC y cabeza de la nueva unidad de Creación de Valor a Integración declaró: “todas las decisiones principales ya han sido tomadas”. La operación ya cuenta con la aprobación de las autoridades norteamericanas, australianas y europeas; sólo resta aguardar por el visto bueno de otros colosos de la industria como China.

Durante un clásico evento anual de la empresa de almacenamiento, conocido como EMCWorld, los representantes de ambas firmas emitieron claras señales de tranquilidad hacia sus distribuidores y empleados. También se produjo una aparición muy anticipada, con más de 10.000 concurrentes en Las Vegas, donde Michael Dell declaró: “Dell y EMC son complementarias y líderes en 21 cuadrantes mágicos de Gartner”, en relación al desarrollo de proyectos TI.

La compañía resultante de esta fusión se llamará Dell Technologies, la cual contará con el soporte y los canales de distribución de Dell así como del carácter innovador de EMC. En términos de marca, Dell seguirá en el negocio de PC; por otro lado, adoptará el nombre Dell EMC para su desarrollo de tecnologías para centros de datos.

Se anticipa que los canales de distribución se integrarán de manera progresiva; proceso en el que ambas empresas llevan varios meses trabajando, a pesar de que oficialmente continúan siendo compañías independientes. Frente a esto se esperan algunas consecuencias sobre la planilla de empleados, en especial en aquellas áreas donde puede haber una superposición de tareas.

En declaraciones a la prensa Michael Dell afirmó que, una vez que EMC sea oficialmente integrado a Dell, se continuará en la línea de fusión y adquisición de otras empresas, lo cual pronostica una gran agitación en la industria en los próximos meses.

TODAS LAS MARCAS Y MODELOS

PAGO EN 12 CUOTAS